Siniestro vial: quién y cómo se informa a los familiares de la víctima - Memoriales
es Spanish
eu Basqueca Catalanen Englishfr Frenchgl Galiciande Germanes Spanish
Siniestro vial: quién y cómo se informa a los familiares de la víctima

Una llamada, una terrible llamada telefónica. Así es cómo se informa a los familiares de una víctima que ha fallecido en siniestro vial. Es la situación más habitual salvo que se resida en una localidad pequeña o los agentes conozcan a la familia o puedan averiguar rápidamente dónde residen. Sin embargo, después de la notificación, ¿qué pasa?

¿Qué información se le da a la familia en duelo para explicar lo que hace la Policía alrededor de la investigación? ¿Quién se encarga de hacerlo? ¿Cuándo deben las familias esperar recibir esta información? Son preguntas que por supuesto absolutamente nadie que no se haya visto en esta situación se hace jamás. 

Los cuerpos de seguridad del Estado, las policías forales y las locales tratan siempre de llevar a cabo la notificación a algún familiar directo de manera personal. Desgraciadamente, no siempre consiguen hacerlo. 

Sin embargo, para los supervivientes resulta todavía más doloroso que desde el día siguiente, lo normal es que la Policía les dé totalmente de lado porque su labor debe centrarse principalmente en el responsable del siniestro y, quizá, presunto delincuente. 

Así, desde el día 1 después de la terrible noticia, la información a los familiares de una víctima de siniestro vial queda tan solo amparada por lo que establece la Ley de Enjuiciamiento Criminal -cuya primera redacción data de 1882- en sus artículos 796.1 y 771.1 en relación a los artículos 109 y 110. Lo más importante al respecto es lo que sigue un poco más abajo.

Por todo ello, lo mejor que pueden hacer las familias que atraviesen este trance es contactar con un abogado especializado en siniestros viales. No vamos a recomendar a ninguno, pero sí que para quienes se sientan más perdidos -cosa 100% normal en esta situación- la atención de las asociaciones de víctimas puede ser de gran ayuda. Ninguna de ellas cobra nada por su labor y, además de hablar con personas que han pasado por tu misma situación, te ofrecen orientación con todo lo que rodea este proceso.

Derechos de los familiares de una víctima de siniestro vial

  1. Derecho a mostrarse parte en el proceso sin necesidad de formular querella. Esto quiere decir que la familia del fallecido en siniestro vial debe ser informada de todos los pasos sin la necesidad de buscar un abogado y formular una petición de condena particular. Con arreglo a ello, la familia puede igualmente ser parte en el juicio civil si la vía penal no se iniciara o se agotara. En estos casos, es el fiscal quien debe ejercer la obligación de informar cumplidamente a los familiares. 
  2. Derecho a tener acceso al expediente de las actuaciones. Este puede ejercerse una vez todos los afectados se han personado en la causa. 
  3. Por supuesto, los familiares de un fallecido en accidente de tráfico tienen derecho nombrar un abogado propio que se encargue de llevar a cabo una acusación particular
  4. Lo anterior es importante porque muchos siniestros viales no son considerados delitos, o son delitos leves, por lo cual es imprescindible cursar una denuncia ante el Juzgado de Guardia para tener acceso al atestado del siniestro. Para ejercer este derecho, el plazo máximo es de 1 año a partir de la fecha del hecho. 
  5. En caso de que el hecho sea considerado delito menos grave, no es necesario lo anterior y es el Ministerio Fiscal el que actúa de oficio. El plazo de prescripción de los delitos no graves -prácticamente todos los que devienen de un siniestro vial con resultado de muerte en caso de que haya una conducta peligrosa por parte del responsable- es de 5 años. 

Las compañías aseguradoras tienen un gabinete jurídico que debe atender a los familiares de las víctimas de siniestro vial y, si estos deciden cursar una denuncia, deben ayudarles con la redacción. Eso sí, si esta es admitida a trámite, conviene buscar un abogado particular. 

Sobre todo porque la inmensa mayoría de los casos se resuelven de manera extrajudicial, con un acuerdo entre ambas partes. Puede parecer terrible, pero el duelo de una familia que ha perdido a alguien en un siniestro se puede fácilmente ver alterado ante la dilación de las instancias judiciales y la incertidumbre del resultado, por eso casi siempre suele ponerse todo en manos de un profesional. 

Lo anterior aplica todavía más en los casos en los que pudieron intervenir deficiencias cuya responsabilidad pueda ser atribuible a las administraciones sobre el siniestro vial. En estas situaciones, el tiempo máximo para presentar una denuncia es de un año.