Así se dan a conocer los datos de siniestralidad en Alemania - Memoriales
es Spanish
eu Basqueca Catalanen Englishfr Frenchgl Galiciande Germanes Spanish
Gefahrenstellen: datos siniestros alemania

Los datos de siniestralidad en Alemania están accesibles a través de Gefahrenstellen, un site en el que, además de poner en conocimiento de los ciudadanos los lugares peligrosos, estos pueden aportar sus ideas para posibles soluciones.

Hay al menos dos formas de comunicar la siniestralidad, una como hace la DGT, que normalmente se limita a dar un parte de cifras; la otra sería como ha empezado a hacerlo Alemania, ofreciendo información de los puntos de vías peligrosas -y calles- de manera que los datos pueden servir para prevenir. 

Y es que en Gefahrenstellen no solo se dan a conocer los datos de siniestralidad, por supuesto, convenientemente anonimizados, también se comparte una información mucho más valiosa: dónde están los puntos más peligrosos para los usuarios. Además, los ciudadanos también participan en la recolección de datos y hacer sus propuestas de mejora. 

Gefahrenstellen significa literalmente zonas peligrosas. Si no hablas el idioma de Goethe, tranquila, abre el enlace de antes en el navegador chrome; arriba a la derecha, verás la opción de traducir la web entera al español, cosa que si estás usando un ordenador de sobremesa, hace con bastante acierto. 

Entre otras cosas, así podrás ver que la web de los tramos peligrosos de Alemania se nutre de varias fuentes como las policiales, “informes de peligros presentados por los usuarios de la carretera y los datos de sensores sobre maniobras de conducción críticas para la seguridad”. También incluyen datos de contexto, como los índices de ocupación de la vía o los meteorológicos. 

También disponible en formato app, Gefahrenstellen está todavía en versión Beta, pero ya incluye casi todo el territorio de Alemania. El site parte del proyecto de investigación FeGiS+ (detección temprana de puntos peligrosos en el tráfico vial utilizando big data). Además del sitio web o la aplicación, FeGiS+ incluye apoyo de científicos y universidades reconocidos, así como de instituciones públicas.

Prevenir frente a notificar

Vista de una calle de una ciudad en Gefahrenstellen

Las comparaciones no dejan en buen sitio ni a Tráfico, ni al ministerio que se ocupa de la movilidad. Porque es cierto que la responsabilidad de las vías en España no recae sobre la DGT, sino sobre Fomento. Es decir, la DGT -Ministerio del Interior- trata la Seguridad Vial y Fomento, la movilidad, de ahí que ahora el Ministerio de infraestructuras haya incluido esta palabra en su denominación oficial. 

Así, mientras que la DGT se encarga de hacer informes y proponer acciones y cambios legislativos para mejorar la Seguridad Vial, Fomento tiene responsabilidad sobre qué se hace en las carreteras. Y también maneja sus datos. ¿Cómo lo hace? Algunos recordarán el cambio de denominación de puntos de concentración de accidentes a tramos de concentración de accidentes en 2008. 

A día de hoy, si quieres conocer los tramos de concentración de accidentes en España, la información es 100% pública, pero si entras en enlace anterior para consultarlos -sin actualizar desde 2018-, solo verás un largo listado de tramos con sus pk -puntos kilómetros- de inicio y de final. Por supuesto, el listado solo incluye vías de la Red de Carreteras del Estado, y ni rastro de las autonómicas, provinciales, etc. 

Al disponer de fuentes diversas, ciudadanos incluidos, en Gefahrenstellen no se distingue entre las vías según su titularidad. Cosa que tiene sentido porque ni un conductor va solo por caminos comarcales, ni por autopistas. Pero lo más importante es que se trata de información abierta y con carácter preventivo. Todo el mundo no solo puede consultarla abiertamente, sino que también  participar en la elaboración de propuestas de mejora. 

Como el traductor automático también interpreta los comentarios, te recomiendo que eches un vistazo a la cantidad de ellos que pueden encontrarse en la ficha de cualquiera de los lugares peligrosos para circular por Alemania. Ah, una cosa importante, arriba del todo en cada ficha hay unos iconos que indican para qué tipo de usuarios (peatones, conductores, motoristas, ciclistas, etc.) está indicado el riesgo.

Opinión

Informar a la sociedad de los datos de siniestralidad es una obligación de cada Gobierno, pero no hay un libro de estilo de cómo debe hacerse. En Memoriales en Carretera pensamos que los datos de siniestralidad deberían ser abiertos y accesibles a la ciudadanía.

En España, a pesar de sus grandes avances, la DGT lleva varias décadas ofreciendo cifras a posteriori con el mismo estilo de parte de guerra y recuento de fallecidos. Esas cifras no cuentan nada en realidad, son una estadística fría que en enero y junio es compartida por unos funcionarios para exponer el resultado de su gestión.

Si lo que se quiere es que toda la información que se genera sirva a la sociedad solo hay dos vías: ponerle cara a los fallecidos y usar los datos no para rendir cuentas de la gestión realizada, que por supuesto también, sino para prevenir. Es aquí donde, precisamente y como en otras cosas, Alemania va bastante por delante.